Qajaq…

Yo le canto al mar, yo le canto a mi qayaq.
Es parte de mi cuerpo.
Volamos sobre las olas.
Es mi compañero
Es mi hermano.
Es mi esposa.
Si morimos en el mar, morimos juntos.
Bajamos juntos y permanecemos juntos.
Si muero como un anciano, descansará sobre mi tumba, y seguiremos juntos.
Y aun así seguimos juntos
.

Desconozco quien escribió esto, pero tiene muchas conotaciones positivas para mi.
Me recuerda aunas palabras que esbribí hace años…

No matter how many waves you have rided…
Neither its size…
No matter wherever you did it…
Just the vision of the foam coming towards you…
When your knees are fusioned to the hull…
When the only link with land are your arms…
When the Centaur takes control…
When we are only one…
This is the moment…
Always the same…
But always unique!

Son pañabras extreidas de un documental del Departamento de Educación de Alaka sobre el Kayak, que os recdomiendo que veais.


Storm roll o Esquimo de tormenta…

Sin duda el más elegante y valorado de los esquimos, también el más complicado para mi junto con todas las reentradas con la cara mirando a cubierta.
Siempre se he ma resistido, y he intendo suplirlo con un arranque fuerte desde atrás…

Pero nunca fue perfecto.
Ahora ando intentando conseguirlo al 100% perfecto, asi que ando viendo videos y recopilando información.
Ya os puse las practicas de Eiichi Ito, pero lo vuelvo a recopilar para tenerlo a mano.

Tambien os dejo el volumen 1 y el volumen 2 de unos videos publicados en el canal de Eastpolepaddles donde Paul Schröder nos enseña de forma muy amena y gráfica como empezar con ello.

Un paraiso para el kayak…

Existen lugars para kayakear épicos, magestuosos, salvajes….Pero en este video que comparto a continuación estamos ante un auténtico paraiso para recorrer en kayak de mar.
Se trata de un recorrido por la Isla de Misool, en Papua Occidental.

No dejeis de ver el video, un auténtico regalo para la vista.

Reactivando el blog…

Después de casi 4 años, vuelvo a reactivar la actividad del blog poco a poco.
Aunque he seguido activo en otras plataformas, dejé el blog un poco parado, espero ‘revivirlo’ poco a poco.
Generalmente soy más activo en Instragram, donde podeis encontrarme como @wearekayakers.
Han pasado más de 8 años desde la fabricación del WaveRider, y ahí sigue en la batalla, superando desperfectos y arañazos.

A día de hoy estoy muy satisfecho, sigue practicamente implecable y solo fallarón los anclajes del asiento a los años y tras mucho chapuzones y volteretas. Sinembargo, cada vez estoy más inclinado hacía el estilo groenlandés y las técnicas de esquimotaje, y ahí es donde facha un poco debido a la altura de la cubierta trasera que es de 18cm, fallo de novato. Por eso antes de terminar su construcción, empecé con el WaveRider 2, con ciertas diferencias y un hijo del WaveRider1 y el Gronland de Surkayak.
Mi objetivo para los próximos años, es hacerme con uno de los escasos Gronland y seguir avanzando en las habilidades.

//www.instagram.com/embed.js

El Estrecho de Bass…

Aunque se le llame estrecho, es casi mar, que separa el continente australiano de la isla de Tasmania, con 240 km de distancia y una profundidad de 50 metros es una zona conflictiva.

Afortudamente al este del estrecho hay una serie de pequeñas islas, que permiten su cruce en varias etapas, aunque desde luego, son etapas duras en un lugar tan conflictivo, con distancia de hasta 80 km.

Beau Miles, junto a otros intrepidos kayakistas, se lanzanron en 2017 a cruzarlo y mostrarnos en 6 episodios lo increible de este viaje.

Sin duda una aventura épica.

Un viaje a los origines del kayak…

Freya Fennwood la conocemos por diversos videos que hemos publicado a lo largo de los años en el blog. Es la hija del diseñador de PygmyBoats, John Lockwood (me parece curioso que no compartan apellido).

En este video de 2015 nos deleita con un viaje a los origenes del kayak, en el 30 aniversario de los Juegos Nacionales Groenlandeses de Kayak.

Reparaciones del viejo Wave Rider…

Hace unos meses, practicando eskimos, terminé por romper los anclajes de fibra que sujetan el asiento.

Ha sido un problema recurrente en los últimos años debido a un error de previsión en la fabricación.

En su momento, decidí que era mejor probarlo primero sin colocar los anclajes, por si era necesario cambiar el sitio elegido originalmente en busca de un mejor centro de gravedad. El resultado es que los anclajes quedaron pegado por fuera de la brazola y encima de la pintura final. Al final, con el tiempo y los esfuerzos, las roturas ya fueron irreparables.

Así que toca ingeniárselas para anclar el asiento de otra manera más eficiente.

Así, se me ocurrió colocar unos tacos de madera del tamaño adecuado al lateral del asiento, con las tuercas embebidas en la madera y pegadas a los laterales.

Había que incrustar las tuercas en el interior y sellar todo el taco para evitar que el agua hiciera estragos.

Una vez diseñadas y preparadas las piezas hay retirar los restos del anterior sistema y colocar el nuevo.

Esta fue una reparación expresa para la VI Travesía Amarga y Pica. Y desde luego no quedó del todo bien, así que toca hacer unos retoques.