Testing Gronland K…

El pasado domingo tuve la oportunidad de asistir, casi en una visita relámpago, a la IV Travesía Amarga y Pica, en el embalse de Colomera, organizada por el Ayuntamiento de Benalúa de las Villas. Un encuentro ya clásico dentro del mundo del kayak de mar, aquí en el sur.


Esta es una concentración atípica, por ser en un embalse, y por ser un encuentro de amigos donde se comparte más que palear. Estas son las circunstancias propicias para probar kayaks de compañeros y aprender e intercambiar nuevas técnicas.
Así aprobeche para probar a fondo el nuevo Gronland K de Surkayak, una joya de embarcación para aquellos que nos gusta el estilo groenlandes y para todos aquellos que quieran iniciarse en este divertido mundo.

El Analisis inicial del gronland K…

El gronland k es el sucesor de composite del modelo S&G gronland v.2, aunque  tiene ligeras modificaciones sobre este modelo original,  muy probado, el resultado es ligeramente superior, al menos desde mi punto de vista.
Cuenta con 540 cm de eslora, 10 cm menos que su predecesor de contrachapado, y sus pantoques han sido suavizados grancias a las posibilidades que ofrece este nuevo sistema de fabricación, tanto en el casco como en cubierta. Esto le da un asepecto mucho más atractivo. Sus 52 cm de manga y su cubierta trasera bajísima, lo hacen el modelo ideal para practicar técnicas groenlandesas, tanto paleo como esquimos, sin tener que recurrir a kayaks para palistas de 150 cm de altura. Yo mido 182cm y calzo un 42 de pie y entro muy cómodo, y la misma sensación me comunica mi hermano, que es mas alto que yo y calza un 45 de pie.

La primera impresión es la que cuenta…

He probado todos los kayaks de Surkayak, pero este me transmitió desde el minuto 0 una sensación de estabilidad a la que no estoy acostumbrado en mi WaveRider.

Mucha mucha estabilidad, mucha mucha rapidez de aceleración, y muy muy fácil de esquimotar… de echo aunque estoy muy oxidado, pude hacerlo rolar sin pala…

Un sistema de fabricación increible….

Contruida con las mas avanzadas resinas y tejido de kevlar, con la técnica de infusión, el resultado es un kayak de alta resistencia con tan solo 19 kgr totalmente acastillado, incluyendo tambuchos con tapas de goma.

En definitiva es un grandísimo kayak, para pequeñas y medianas travesías, para jugar con mar bravo, para jugar con olas, y como no… para practicar el estilo groenlandeses. 

No lo olvides! 

Anuncios